Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

 

Quizás si mi piel fuera morena, quizás si mi pasaporte no existiera, quizás si mi egoísmo me llevara a exprimir la generosidad de otros, sólo quizás, mi situación actual sería idónea.


Pero mi piel es blanca, mi pasaporte español, y jamás me aproveché, ni pedí nada a nadie.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

 

Hay cosas que duelen de pura verdad, de pura grandeza, de puro bonito, del desgarro que produce lo que no entendemos, lo que nos hace vibrar, como el cántico más hondo de la vida, hasta los luceros, más allá de la muerte.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Uyyyyyyy..... ¡¡¡Qué sorpresita, eh!!! Amigos liberales...

 

Y Vox ¿Qué esperabais? Otro borbón que se pira.... y ¿Qué pensabais? ¿Que éste iba a ser mejor que su abuelo, su padre, o todos sus antepasados juntos? Pues.. ¡¡¡No!!!

 

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

El 11 de septiembre de 2013 varios diputados secesionistas participaban en un acto de exaltación independentista en el Centro Cultural Blanquerna de Madrid, con motivo de la fiesta de la comunidad autónoma de Cataluña. Blanquerna es una librería que sirve de delegación de la Generalitat en la capital de España, motivo por el que los nacionalistas la consideran provocativamente la "embajada" de Cataluña en Madrid.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

 

Si estás leyendo esta reflexión atraído por el título, una de tres, o bien eres de los que, como un servidor, piensas que hay muchas y variadas intenciones detrás de este objetivo primordial del sistema y estás interesado en el tema; o bien hasta ahora no te habías planteado que hubiera premeditados objetivos políticos, sociales y de control aparte de los meramente económicos, y sientes curiosidad por conocer mis argumentos; o bien piensas que ésta es una más de las teorías conspiranoicas de los extremistas y has sucumbido a la humana necesidad del fisgoneo de ver que locuras decimos los “ultras”, para luego intentar rebatirlas en tus conversaciones de terraza con mascarilla, o en tus reflexiones liberalotas, o en tus mensajes en redes sociales defensores del mundo chupi guay globalizador en el que hemos tenido “la suerte” de sobrevivir.