Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Uyyyyyyy..... ¡¡¡Qué sorpresita, eh!!! Amigos liberales...

 

Y Vox ¿Qué esperabais? Otro borbón que se pira.... y ¿Qué pensabais? ¿Que éste iba a ser mejor que su abuelo, su padre, o todos sus antepasados juntos? Pues.. ¡¡¡No!!!

 

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

 

Si estás leyendo esta reflexión atraído por el título, una de tres, o bien eres de los que, como un servidor, piensas que hay muchas y variadas intenciones detrás de este objetivo primordial del sistema y estás interesado en el tema; o bien hasta ahora no te habías planteado que hubiera premeditados objetivos políticos, sociales y de control aparte de los meramente económicos, y sientes curiosidad por conocer mis argumentos; o bien piensas que ésta es una más de las teorías conspiranoicas de los extremistas y has sucumbido a la humana necesidad del fisgoneo de ver que locuras decimos los “ultras”, para luego intentar rebatirlas en tus conversaciones de terraza con mascarilla, o en tus reflexiones liberalotas, o en tus mensajes en redes sociales defensores del mundo chupi guay globalizador en el que hemos tenido “la suerte” de sobrevivir.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

¿LA FUGA DE LOGAN?. El experimento continúa: Las tele ventas están aumentando. Puede ser que el objetivo sea acabar con los locales a pie de calle. Se mantendrá el mercado y desaparecerá el comercio, acabando con el único y más débil eslabón de la cadena de ventas, el autónomo. El autónomo, ese entrañable y familiar “tendero de la esquina” digno sucesor de los artesanos de antaño. Las facturas, en otros tiempos también denominadas cuentas, se abonarán mediante teleoperación bancaria y el dinero real será sustituido por una mera tele operación aritmética. Cerrarán además de los comercios las oficinas bancarias, con la consecuente disminución de empleados.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

 

Cierto. Ya son muchos años, demasiados, los que nuestra Patria ha ido metabolizando toda una serie de actos de maldad, de traición y de cobardía, todo en nombre de la llamada democracia, ese sistema estúpido creado por y para que una “clase” política nefasta destruya  en todos los sentidos a toda una nación.

España, después de derrotar al comunismo en una terrible guerra civil que,  aunque la nueva era democrática nos quiera hacer creer que fue provocado por el malvado Franco, por los falangistas y por todos los que no quisieron admitir aquel régimen asesino de la segunda república, en el que los más bajos instintos humanos llenaron de sangre las calles, las tapias de los cementerios,  sangre de los que no quisieron el comunismo degradante, sangre de religiosos, de patriotas, de inocentes…de aquella sangre y de la lucha de los valientes surgió el régimen franquista. El levantamiento de las tropas franquistas, entre otros, terminó con la destrucción de templos cristianos, con los expolios de nuestras obras de arte, con los crímenes contra los llamados “fascistas”, con la tortura de curas y monjas.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

 

Son las once de la mañana, casi medio día. Cayetano Salvapatrias acaba de despertarse de un placentero sueño en un colchón viscoelástico. ¡Qué buena mañanita se ha quedado! Vamos a desayunar algún selecto producto de la mejor pastelería francesa de la zona y así cogemos energías para publicar un twitter: “viva España joder” “Pedro, cabrón me chupas un c*#?*.” Cayetano está indeciso,” es que ser un revolucionario no es tan fácil”, dice suspirando en la chaisse logue.