Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado


 

No me gustaba él. No conozco a nadie capaz de terminar una sola de sus obras. Yo prometo que lo he intentado, pero el sopor, el aburrimiento y la desidia inundaban mi mente, la cual era incapaz de continuar, incapaz de obedecer a mi voluntad.

 

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

 

POLÍTICOS PROFESIONALES

 

 

Esta semana he asistido a unas interesantes jornadas organizadas por la Universidad San Pablo CEU en colaboración con el Centro de Estudios Políticos y Constitucionales para analizar el legado de Adolfo Suárez en la Transición. Lo más interesante de las jornadas ha sido reflexionar sobre el actual sistema político, y de qué manera se podría articular lo que podríamos llamar una "segunda Transición" para suavizar el enorme y creciente descontento ciudadano hacia la clase política y hacia el propio sistema.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

 

 

 

En más de una ocasión les he comentado que la manipulación del lenguaje, que en la práctica equivale a manipular la realidad, es uno de los más graves problemas que tenemos en la sociedad actual, y no sólo la española como podrán comprender. Esa grosera manipulación, que no es casual sino premeditada y que está organizada desde las fuerzas que controlan hoy el nuevo orden mundial, hace que muchas personas, incluso desde la ingenuidad y la ignorancia, comulguen sin apenas darse cuenta con lo que no son sino simples y ridículas mentiras. Falsedades.

 

 

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

 

En muchas ocasiones, más de las que me gustarían, pongo en duda muchas cosas y, pienso si verdaderamente somos así de imbéciles o es algo normal de lo que no hay que avergonzarse.

 
Pasado todo este folclore, todo este pasteleo con el tema “Adolfo Suarez”, debemos reflexionar. 

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

 

Nacido el 30 de abril de 1912 en Madrid, huérfano de padre y madre a muy temprana edad, estudió bachillerato en las Escuelas Pías de San Antonio Abad de Madrid.

Ingresó en la Academia General Militar en 1929, cuando la dirigía el General Franco.

El inicio del Alzamiento le sorprendió en el Regimiento de Artillería a Caballo de la I División Orgánica del acuartelamiento de Carabanchel; en esa unidad conoció al entonces teniente coronel Ungría, Jefe de su Estado Mayor y más tarde responsable del aparato de información e inteligencia del Movimiento. Aquí, en estos "servicios" Gutiérrez Mellado terminó viviendo la guerra civil, dejando aspectos bien oscuros.