Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

 

Ejemplar de la Constitución de España.

Todos los años por estas fechas, coincidiendo con la celebración del día de la Constitución Española, vuelve el debate sobre si es necesario o no reformar la Carta Magna. Unos la quieren reformar para destrozarla, otros para destrozar España, y la mayoría la quieren reformar pero no saben muy bien en qué ni para qué. Es como una especie de mantra que va ligado ya, de manera inevitable, a la palabra "Constitución".

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

 
La huelga es el último recurso de presión que le queda al trabajador para reclamar de la dirección de la empresa lo que es legítimamente suyo. Es el último recurso una vez agotados todos los mecanismos legales que no suponen la paralización de la actividad productiva y el último previo a la extinción de la empresa misma. Bien sabe el trabajador la importancia de la huelga porque supone la quema de las naves en un viaje sin retorno. Si la huelga triunfa, bien para ambos; si fracasa, es el fin. Por eso hay que ayudar a entender al empresario que la huelga no se hace contra la empresa, y que se termina en ella porque se han agotado todos los cauces humanos y divinos para lograr la negociación o el entendimiento.
 

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Hay un tema recurrente. Un tema que, su simple enunciado, te sitúa automáticamente en el redil de los indeseables piojosos antisistema. No es otro que la nacionalización de la banca. Es tanto como decir que Dios no existe en el cónclave de sucesión del Papa; te echan de allí, seguro. La herejía liberal es muy grave.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Dejando aparte las acciones jurídicas que tuviesen que llevarse a cabo y que, en ningún caso, pueden considerarse insalvables, el proceso de nacionalización de la banca llevaría aparejadas la toma de decisiones en ciertas materias. Digo que en ningún caso pueden ser consideradas de insalvables puesto que es la soberanía nacional lo que está en juego, el buen gobierno de la nación y la prosperidad de sus ciudadanos.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Esta semana hemos conocido la noticia de que el hasta ahora dirigente del PP en el País Vasco, Santiago Abascal, abandona este partido por serias e insalvables diferencias con la forma de gobernar que están llevando a cabo Mariano Rajoy y sus ministros. Abascal tiene 37 años, lleva prácticamente 20 en las filas populares, y reconoce que la salida de María San Gil del PP fue la primera noticia que le hizo plantearse su futuro político lejos de la calle Génova.