Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
¿Qué está pasando con los menores extranjeros tutelados (MENA) por el ayuntamiento de Zaragoza?

Pues veréis, el día de Nochebuena dejaron encerrada en Borja a una trabajadora de este centro que para más señas está sin licencia.

No es el único incidente que provocan estos inmigrantes así que han decidido suspender el programa de acogida en Borja y ahora de forma clandestina como hacen siempre los políticos aragoneses, lo abrirán en cualquier otra localización.
Le endiñan el problema a otros.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

 

Como si de una película de terror se tratase, nuestra nación se ha convertido en el mejor escenario de rodaje, en el que el director, guionista y productor son, sin duda, la misma persona. En la que no hay efectos especiales y siendo, por desgracia, nuestras mujeres las protagonistas de tan macabra producción.

España está sumida en una vorágine de crímenes, permitidos todos ellos por el Sistema imperante. El aborto, ese acto macabro que, unas veces por ausencia de valores y otras por desinformación o mala información, las madres se ven abocadas a realizar...el de asesinar a su propio hijo. Un martirio que nunca desaparece ni física ni psicológicamente.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Ayer se cumplieron 40 años de nuestra nefasta Constitución. Sí, NEFASTA sin paliativos. España en el 78 era una nación unida, próspera y conciliada por más que nos hayan mentido los políticos. Al margen de una docena de gañanes analfabetos y rencorosos, la sociedad civil estaba conciliada. Se vivía en paz, prosperidad y libertad aunque no se eligiese al jefe del estado y los LGTBI no pudiesen pasear con el rabo al aire mostrando sus flácidas nalgas por la Gran Vía a las 12 del medio día. No había terrorismo, no se encarcelaba a homosexuales por ser homosexuales, los niños jugaban en las calles sin miedo porque no había drogas, ni delincuencia, ni pederastia… Había ley y orden y el delincuente sabía que pagaría por sus crímenes; había pleno empleo, seguridad en las fronteras, etc. Son datos. 

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Otto von Bismarck dijo una vez: "Estoy firmemente convencido de que España es el país más fuerte del mundo. Lleva siglos queriendo destruirse a sí misma y todavía no lo ha conseguido".

No le sobraban motivos ni le faltaba razón, pero esas palabras tienen más de un siglo, ahora todo es muy distinto.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Vaya por delante que este artículo es, además de un texto con mi personal opinión, una respuesta directa a un tal José González (a quien no conozco más que de haber leído la bazofia repugnante a la que con este escrito daré mi respuesta), aprovechando para decirle que él no es un patriota, no, en absoluto; y por lo que leo, ni siquiera puedo suponerle una buena persona.

Para que entren en antecedentes sobre mi insignificante persona quienes nada sepan de mí (la mayoría de los seres humanos que pueblan la tierra, exceptuando mi familia o quien haya podido leer algo de lo que escribo esporádicamente), advertiré de que, de no haber caído de modo casual en Twitter hace escasos dos años, yo estaría hoy en primera fila aplaudiendo de modo entusiástico a Santiago Abascal y toda la panda de traidores farsantes que le rodean.  Es más, con cierta vergüenza confieso que lo hice en alguna ocasión en sus primeros mítines. Pero puso la Divina Providencia en mis manos la oportunidad de conocer la realidad del mundo que nos rodea; y, una vez que uno ha tomado la famosa “píldora roja” que te descubre que cuanto te rodea no es más que una siniestra farsa, donde unos pocos controlan absolutamente todo y manipulan el mundo (clima, alimentos, dinero, prensa, hasta tu pensamiento es modelado por ellos) ya no hay marcha atrás.