Imprimir
Categoría: Artículos
Visto: 291

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

La libertad ha de ser dentro de un orden establecido, el régimen del 78 fue precursor durante 40 años de introducir el marxismo, la ingeniería social como motor de propulsión en una sociedad cada vez más debilitada. 

El 2 de mayo La Falange solicitó hacer una manifestación en contra del gobierno socialcomunista en el poder con la complicidad de los proetarras y separatistas, y ha sido prohibida pisando así la libertad de expresión de la que ellos tanto se jactan y de las que tanto se les llena la boca. Me refiero al artículo 21 de la constitución española que reconoce el derecho de manifestación y que ha sido conculcado por este gobierno totalitario que tiene copado el CNI, las televisiones públicas y radios ya que la derecha ha permitido tener a una izquierda envilecida, sectaria, revanchista que tiene en permanente arresto domiciliario colectivo a todo un pueblo. 

Los socialpatriotas llevamos denunciando durante mucho tiempo esta constitución desde su gestación el 6 de diciembre de 1.978 ya que traicionaba las leyes fundamentales del glorioso movimiento del 18 de julio que quedó pisado y destrozado por el sector reformista de Garrigues Walker, Suárez, Fraga y demás traidores que dieron la espalda a los que dieron su vida por el noble ideal de España. 

La Falange cumplió los requisitos legales al respecto de solicitar la autorización pertinente con tiempo de sobra para que ahora los culpables de la actual situación que se postran de rodillas al globalismo y al abogar por las fronteras abiertas cuando éstas han de permanecer cerrada permanentemente.

El Doctor Fernando Simón es el que decía que no debía cundir la preocupación porque esto era una gripe, mintiendo así descaradamente en la cara a los españoles que llevan desde el 13 de marzo sin saber a qué atenerse porque el telediario es una telenovela barata que tedia al ciudadano de a pie sufridor de nuestros gobernantes.

 

Sólo el pueblo salva al pueblo ya que como decía el fundador de las JONS Ramiro Ledesma “Un pueblo es más sincero cuando pelea que cuando vota”, haciendo así gala de esta obviedad ya que votar en la noria partitocrática no siempre es democrático. 

La democracia del parlamentarismo liberal impera frente a la democracia orgánica que es la que el pueblo se merece y no tantos partidos de derecha, izquierda y centro, que es la nada ideológica que sobra. 

Con las derechas no sabemos cómo hubiese salido esta problemática del covid 19, pero con la izquierda llevan ataúdes en su conciencia. Las derechas e izquierdas son de mentes estrechas. El verdadero patriotismo no es el constitucional como asevera estúpidamente la bella, pero inexperta Inés Arrimadas, sino que el patriotismo es orgánico, el único que es digno de ser tomado en serio como el verdadero conductor que necesita esta patria que ganó la guerra, pero perdió la batalla de las ideas. De aquellos polvos, estos lodos que se dice ya que la gallardía no mella, el hemiciclo es rabalero, decadente y chabacano. 

No se puede acallar a todo un pueblo como si este fuese inútil haciéndoles cantar canciones estúpidas como el resistiré y gritar por el balcón “Viva España” cuando ésta vivir bien no vive, sino todo lo contrario, vive mal. 

Nosotros, los idealistas, románticos y esquizoides para el sistema del régimen del 78, gritamos con orgullo ¡ARRIBA ESPAÑA!, ya que vivir se puede vivir bien o mal en esta tierra en la que nuestros abuelos no han luchado para esto, sino para que haya paz, progreso y Justicia Social. 

La izquierda bolchevique no cree en la justicia social sino en su interés personal, pero es la derecha quien la invoca con las desigualdades sociales, ambas son, han sido y serán nefastas.

 

La Falange a la que la izquierda veta, también lo hubiese hecho la derecha, ya que somos incómodos para ambas que viven enrocadas en el eje abúlico ya manoseado de las dos Españas.

Solo hay una España, no nación de nacionalidades como dice el artículo 2 de la constitución española. El artículo 2 recoge la nación de nacionalidades de Andalucía como la morisca a la que apelaba Blas de Infante, la Cataluña del “estatut”, la Galicia Ceibe y las vascongadas también separadas por muros y barreras. 

O que pasa con el artículo 47 de esa prostituida constitución que dice otorgar una vivienda digna a los españoles y miles están en la puñetera calle. 

Y voy ahora con el artículo 30 que dice que todos los españoles tienen el derecho y el deber de defender la soberanía nacional española, vulneran todos los citados, pero sobre todo hago hincapié en el 21, 30, 47…entre otros muchos.

Tampoco hay que olvidarse del jefe del estado que es tan culpable como los actores parlamentarios ya que el rey reina, pero no gobierna como la monarquía británica. (Si el rey no manda que se vaya como dijo muy acertadamente Don Blas Piñar). 

La seguridad social peligra, el turismo en declive, las pensiones peligran, los autónomos peligran en definitiva la empresa común está en peligro. 

A finales de año todo esto se sabía y se hizo caso omiso, en enero se deberían haber cerrado de inmediato las fronteras, prohibiendo así los viajes al extranjero y echando el cierre, y ahora mismo no estaríamos así, en una situación insostenible con cientos de miles de infectados, y miles de fallecidos, ya que el virus se lleva por delante a los ancianos que no merecían este trágico final de acabar muertos.

 

Nuestro enemigo bacteriológico es invisible ya que estamos ante una tercera guerra mundial sin poder salir, ver a nuestros familiares, amigos, camaradas no pudiendo estar al calor de los nuestros. 

A Rajoy, que no es santo de mi devoción, le cayó la del pulpo por el virus Ébola. A este asesinato consentido por el gobierno bolivariano estalinista ¿cómo demonios le denominamos?

Tienen los medios comprados, el establishment manipulado y a los “ángeles custodios” que son mercenarios del régimen del 78, sometidos a su voluntad totalitaria. 

Deniegan permisos de manifestación y dentro de nada no sólo nos quitarán el pataleo, sino el derecho a la vida ya que pretenden acallar la disidencia social y tener a una población aborregada que no de problemas. 

Camaradas, (españoles en general) nos tienen amordazados y ¿quién paga?, los más vulnerables, los paganinis de los parados que no generan ingresos y no pueden buscar empleo que les proporcione uno por la actual situación.

 

PUEBLO ESPAÑOL DESPIERTA.

TU PATRIA TE NECESITA.

 

Nico Muñoz