Imprimir
Categoría: Artículos
Visto: 1550

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Si cualquier persona medianamente informada e instruida sabe que el socialismo es la ideología más sanguinaria y totalitaria que el hombre ha visto a lo largo de la Historia, parecido quorum encontraremos sobre la afirmación de que el socialismo español es, posiblemente, el más mezquino, miserable y ruin de todos. Desde su fundación por Pablo Iglesias, un ya lejano 2 de mayo de 1879, el PSOE no ha hecho otra cosa que dividir a los españoles, enfrentarlos, movilizarlos para la violencia e incitarlos a las más bajas y sucias pasiones. Es un partido dañino, incapaz para tareas de Gobierno, innecesario y, por tanto, absolutamente prescindible en una democracia sana. 

 

Me sirve esta pequeña introducción para referir la enésima voutade de esta formación política, muy a la deriva desde que perdió el poder y en una franca decadencia que lo conduce, casi irremediablemente, a la marginalidad. El firmante de la cosa es el ínclito Odón Elorza, el nefasto alcalde de San Sebastián que fue sustituido por el bildu-etarra Juan Carlos Izaguirre.

 

Se trata, lo habrán escuchado ustedes esta semana, de sacar del Valle de los Caídos los restos mortales de Franco y de José Antonio Primo de Rivera, porque dicen los socialistas que esos dos personajes violentan la memoria de las víctimas de la dictadura, y que aquel lugar debe ser un sitio para la reconciliación y no para exaltar a los vencedores de la Guerra Civil. 

 

Intentar enseñar a un tonto es una pérdida sustancial de tiempo, y equivale a intentar enseñar a bailar claquet a un pollino, o a intentar que un berraco interprete la Novena Sinfonía de Beethoven al violín. El tiempo no es nuestro, es de Dios, y por tanto no debemos perderlo. Por tanto, no voy a perder ni un minuto en decirle al PSOE lo que todos los ciudadanos de bien de este país sabemos; esto es, que el Valle de los Caídos, evidentemente, ya es un lugar para la reconciliación, donde se reza a diario por esa reconciliación, que es exactamente lo que el PSOE nunca ha querido que ocurriese entre los españoles, porque lo que ha venido promoviendo son las algaradas, los enfrentamientos y la guerra. Mienten los socialistas, una vez más, al hablar de reconciliación.

 

La Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos ha recordado, con buen criterio, que en lo tocante a las tumbas de Franco y José Antonio, al estar en el interior de la Basílica, el Estado no tiene ni la más mínima competencia, y por tanto, por mucho que se empeñe el PSOE, nada podrá hacer para conseguir su objetivo. Es un espacio donde la única autoridad es eclesiástica. Sólo doña Carmen Franco, única hija del Caudillo, podría decidir otro lugar para que reposen los restos de su padre, cosa que ni ha hecho ni previsiblemente hará, como ha manifestado en múltiples ocasiones. 

 

Pero repito: esto es el socialismo español. Esto es lo que ha hecho siempre, y lo que seguirá haciendo mientras exista. Un asunto que pertenece ya a la memoria de los españoles, un tema sobre el que no existe el más mínimo debate social, algo que no despierta la menor inquietud en ninguna persona mentalmente sana. El PSOE lo desentierra para volver al enfrentamiento civil, a la guerra, que es lo que siempre le gustó a sus máximo dirigentes, y para comprobarlo sólo hay que leer los discursos de Largo Caballero poco antes de julio del ´36.

 

El PSOE nos empujó a una guerra entre hermanos en la década de los treinta, a la corrupción y la desvergüenza en los ochenta, a la inmoralidad, la ruina y la miseria del 2004 al 2011, y espero que ya no pueda acarrearnos más desgracias, porque lo que debe ocurrir con este partido no es otra cosa que su desaparición cuanto antes. España, los españoles, no podemos permitirnos una calamidad tan grande.

 

Yo entiendo que los nostálgicos de aquella nefasta Segunda República que terminó en una orgía de sangre y delincuencia bajo el poder del Frente Popular, no puedan soportar la idea de que Franco les ganó una guerra. Afortunadamente la ganó, porque de lo contrario ahora seríamos como Rumanía. Afortunadamente hubo una feliz Cruzada contra el nefando comunismo, porque de lo contrario la católica España hubiera devenido en provincia soviética a las órdenes de José Stalin. Afortunadamente, pasó lo que la Providencia quiso que pasara.

 

El drama de nuestra querida Patria es que gobierna una derecha acomplejadita, sin el menor proyecto común para España, y que la otra opción electoral, la única que puede gobernar, es, de momento, el PSOE. Este PSOE. El que, con Odón Elorza al frente, tiene como principal empeño en la vida sacar del Valle de los Caídos a Franco y a José Antonio. Como bien dice la Asociación que lo defiende, no lo verán sus ojos. 

 

***************************************************************

presentador de Sencillamente Radio

 

Rafael Nieto es el director del programa de debate “Sencillamente Radio” de Radio Inter de Madrid (programa que se emite todos los domingos de 08:30 a 11:30 horas en esa emisora en el 918 de AM, Internet: http://www.intereconomia.com/oir-radio-inter ), y en el que participan habitualmente distintos militantes del Sindicato TNS.

 

Esta que acabáis de leer es uno de sus editoriales en ese programa

 

Todos sus editoriales los podéis encontrar en el siguiente enlace de nuestro foro TNS http://tns.mforos.com/1022048/10861765-editoriales-de-rafael-nieto-en-sencillamente-radio/