Imprimir
Categoría: Artículos
Visto: 2711

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

MARIANO RAJOY Y ARTUR MAS EN LA MONCLOA

Según se ha sabido en las últimas horas, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha dicho un rotundo NO al presidente catalán, Artur Mas, en relación a la posibilidad de que se celebre una consulta sobre la independencia de Cataluña, sólo para los españoles que viven en esa región, en 2014. Rajoy considera que esa consulta no cabe en la Constitución española y, por tanto, mantendrá abierto un diálogo con Mas, pero sin traspasar en ningún caso los límites legales establecidos actualmente. 

 

 

La respuesta de Rajoy llega unos días después de celebrarse una nueva Diada, este año animada con la composición de una cadena humana que, al parecer, recorrió Cataluña de norte a sur a lo largo de unos 400 kilómetros. Fuentes separatistas hablan de un millón seiscientos mil participantes; según el Ministerio del Interior, como mucho hubo 600.000. La realidad, pónganla ustedes en la tercera parte de eso.

 

La cadena de marras no representa en absoluto a la sociedad catalana, pero Mas y compañía, es decir, los promotores de la ruptura de España, quieren hacer ver que ese sentimiento antiespañol es mayoritario allí, y que la cadena no es otra cosa que una metáfora de la represión de un sentimiento de libertad colectivo. En el aquelarre estaban algunos de los más funestos personajes del nacionalismo radical, empezando por el ínclito Carod Rovira, aquel al que no le importaba que ETA matase españoles, siempre que fueran españoles de fuera de Cataluña.

 

Por si fuera poco, la cosa se ha visto aderezada con un episodio protagonizado por un grupo de patriotas españoles que acudieron a un local de la Generalitat catalana en Madrid a recordar a sus eventuales moradores algo que sabemos todos, es decir, que Cataluña es España, y que España no se rompe. El suceso, insignificante y apenas violento en las formas, se ha presentado, tanto por la casta política como por la periodística (ambas se alimentan y complementan, porque viven del mismo momio) como una especie de regreso del Tercer Reich, con Hitler y Mussolini redivivos. 

 

El objetivo de esta burda manipulación de la realidad no es otro que el de ilegalizar a todos los partidos que están a la derecha del PP (ya ha habido varios políticos separatistas que lo han pedido, y algunos tertulianos del pesebre que lo han aplaudido), y no sólo eso: algo aún más importante y grave. Lo que se pretende es eliminar de la sociedad española toda resistencia a acatar lo que los enemigos de España, con la complicidad de socialistas y populares, han decidido desde que murió Franco, o sea, que España debe dejar de ser una, grande y libre. 

 

Y hoy preguntamos a los oyentes de Sencillamente Radio: ¿cree Vd. que Rajoy cumplirá el contenido de su carta de respuesta a Artur Mas, e impedirá, llegado el caso, la celebración de la consulta sobre la independencia de Cataluña?

 

 

Lo que buscan quienes han presentado el incidente del pasado miércoles como la vuelta de los fascismos europeos de los años ´30 es plantear la disyuntiva maquiavélica de: o eres demócrata, y entonces debes aceptar que España pueda romperse mediante un referéndum (local o nacional), o no lo aceptas y entonces eres un fascista apestoso que mereces la cárcel o algo peor. Porque el sistema, y de esto hablamos la temporada pasada largo y tendido, no tolera que nadie se salga del guión redactado en aquella lamentable, aunque hoy añorada e idolatrada Transición.

 

Se dice que los falangistas que entraron en la sede catalanista eran violentos. En el famoso vídeo, sin embargo, apenas se ve algún manotazo, gritos patrióticos y despliegue de preciosas banderas rojigualdas. Sobre el uso de gas pimienta, en absoluto se ha acreditado que fuese utilizado por el grupo. ¿Pero, en todo caso, qué es, me pregunto, si no violencia, lo que los separatistas catalanes vienen practicando sobre España en las últimas décadas?, ¿qué violencia es más grave, rozar de un manotazo a un diputado antes de chafarle su micrófono, o dedicarse durante años a promover la ruptura de la nación española, con las terribles consecuencias que ello puede tener para los habitantes de Cataluña y del resto de España? ¿Y la quema de banderas de España y de retratos del Rey en Barcelona?, ¿acaso no es eso también violencia?, y sin embargo nunca se evita ni se castiga adecuadamente por parte de la Justicia.

 

Dice Esteban González Pons, del PP, que en el caso de que España se rompa, tendremos que votar todos. Se equivoca lamentablemente este señor, su partido (que es el que gobierna ahora mismo en España) y todos los que piensan como él. Nosotros no somos nadie para liquidar una nación, la más antigua de Europa, que es obra de Dios y orgullo de la Humanidad. Nosotros no tenemos el menor derecho a decidir algo tan grave, tan terrible, tan abominable como la destrucción de nuestra amada Patria. Nosotros lo que tenemos, señor Glez. Pons, y mucho más Vd. que para eso le pagamos el sueldo, es que defender la unidad nacional, garantizar la supervivencia de España y dejarla como legado a las próximas generaciones, que será, probablemente y al paso que vamos, en lo único digno que hereden.

 

De manera que ni referéndum local, ni regional, ni nacional. España no se toca. Y aunque sinceramente no suelo creerme ya nada que venga de los dos grandes partidos, PP y PSOE, si realmente Rajoy ha sido tan rotundo como parece al negar a Artur Mas cualquier posibilidad de hacer la consulta, en esta ocasión tengo que felicitarle. Siempre me ha parecido blandito, ambiguo, de poco carácter, frío como una pantalla de plasma, pero insisto, si la noticia es cierta y se cumple, este periodista, que sabe ser crítico cuando el político yerra, también sabe aplaudir cuando el político hace lo que debe.

 

Así pues: señor Artur Mas y socios, amigos y simpatizantes; demócratas de carné de todo a cien y tiro porque me toca, liberalotes de todo pelaje acostumbrados a dar lecciones a los demás, y caciques de vía estrecha que buscan perpetuar el sistema a base de que nadie se cuestione nada ni proteste: como diría la alcaldesa de Madrid, tómense un relaxing cup of café con leche in Plaza Mayor, quédense tranquilitos, porque algunos no vamos a permitir la ruptura de España. Cada uno desde su puesto y su responsabilidad. Pero no lo vamos a permitir. 

************************************************************************************

presentador de Sencillamente Radio

 

Rafael Nieto es el director del programa de debate “Sencillamente Radio” de Radio Inter de Madrid (programa que se emite todos los domingos de 08:30 a 11:30 horas en esa emisora en el 918 de AM, Internet: http://www.intereconomia.com/oir-radio-inter ), y en el que participan habitualmente distintos militantes del Sindicato TNS.

Esta que acabáis de leer es uno de sus editoriales en ese programa

Todos sus editoriales los podéis encontrar en el siguiente enlace de nuestro foro TNS http://tns.mforos.com/1022048/10861765-editoriales-de-rafael-nieto-en-sencillamente-radio/

--------------------------------------------------------------

 

Todo lo relacionado con el acto patriota contra el separatismo catalán en la sede de la Generalidad en Madrid, lo tenéis en el siguiente hilo de nuestro Foro TNS

 

Militantes patriotas revientan el acto de la Diada en sede de la Generalitat en Madrid