Imprimir
Categoría: Noticias
Visto: 3637

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

  

 

El pasado miércoles 17 de Febrero el Boletín Oficial de las Cortes Generales publicaba, por fin, una noticia que en el Sindicato TNS llevábamos mucho tiempo esperando, la acreditación de la Sección Sindical del Sindicato TNS (Trabajadores Nacional Sindicalistas) en el Congreso de los Diputados ante el registro de Organizaciones Sindicales de las Cortes Generales.

http://www.congreso.es/public_oficiales/L11/CONG/BOCG/D/BOCG-11-D-16.PDF

 

Ha sido mucho tiempo de espera y varios intentos para que se nos reconociera un derecho que, evidentemente, por tratarse del sindicato de que se trata, se nos venía negando, con excusas e impedimentos tan absurdos como ilegales, por ejemplo, el tener que facilitar la identidad de todos aquellos trabajadores de ese centro de trabajo que estuvieran afiliados a nuestro sindicato, algo tan absurdo como anticonstitucional y contrario a derecho.

 

Gracias a la constancia, perseverancia y búsqueda de que se hiciera justicia de nuestro camarada José Carlos Aparicio, Delegado Sindical del Sindicato TNS, en ese siniestro lugar donde en los últimos 40 años se aprueban y debaten leyes contra España y la Justicia, pero que al parecer se le intentan negar derechos a los trabajadores que allí desempeñan su trabajo, y gracias a la gran labor, una vez más, desempeñada por nuestros abogados, se ha conseguido un objetivo mediático, por el lugar especial de que se trata, pero para nosotros tan importante como cualquier otro donde el Sindicato TNS ya tiene Sección Sindical, ya que nosotros no damos más importancia a un afiliado que a otro, a un trabajador que a otro, ni a un lugar de trabajo que a otro.

 

Quizás ni siquiera hubiéramos hecho pública esta noticia de la acreditación de esta Sección Sindical si no hubiera sido porque esta noticia ha saltado a los medios de comunicación con un tratamiento tan sorprendente como hiriente, injuriante y con intención de coaccionar al trabajador para que abandonara su intención de colaborar en la búsqueda de la Justicia Social dentro de su puesto de trabajo, a la vez que se presiona a instancias superiores para que se revoque esta decisión.

 

Sorprendente porque salió a la luz en el periódico de extrema izquierda eldiario.es (http://www.eldiario.es/politica/Congreso-puertas-sindicato-falange-aniversario_0_485402557.html), y luego apareció la misma noticia en otros medios y se extendió por redes sociales con gran rapidez, antes incluso de que se le notificara a nuestro Delegado Sindical y, por lo tanto, antes de que tuviéramos constancia en el Sindicato TNS, lo que deja a las claras quienes mueven los hilos y controlan la información en el Congreso de los Diputados, hasta en estos asuntos.

 

Hiriente e injuriante porque se tilda tanto de manera velada como directa de sindicato golpista a nuestro sindicato, relacionándonos tanto a nosotros en particular, como a los falangistas y nacionalsindicalistas en general, con el 23-F, un autogolpe del sistema en el que ni nosotros por motivos obvios (nuestro sindicato nace en 2003, y el autogolpe se produce en 1981), ni nadie con nuestra ideología participó en él, es más, si quieren buscar personas relacionadas con ese golpe de estado que investiguen a muchísimos de los diputados que han pasado por el hemiciclo en las últimas décadas, aparte de otras personas e instituciones del régimen, desde la Corona a los partidos políticos, pasando por los servicios secretos. Las únicas personas más o menos cercanas a nuestra ideología con participación en ese golpe de estado fueron, precisamente, las que abortaron el mismo cuando tuvieron conocimiento de lo que era en realidad, un autogolpe para apuntalar un régimen que parecía derrumbarse a los pocos años de su nacimiento, y con el devenir de los años nos ha llevado a la situación actual.

 

También nos acusa de “homenajear” con la fecha de nacimiento del Sindicato TNS, un 18 de julio, “al golpe de estado que provocó la Guerra Civil”, dando una versión muy retorcida de lo que fue el Alzamiento Nacional del 18 de Julio de 1.936, que terminó con el caos, por otra parte muy similar al que sufre España en estos momentos, Alzamiento Nacional con el que nuestro sindicato sí que se identifica  plenamente, así como con todos aquellos logros sociales y sindicales que se produjeron en el régimen salido de ese Alzamiento, logros llevados a cabo, precisamente, por nacionalsindicalistas y logros que están intentando arrebatar a los españoles los señores y señoras diputados que llevan ocupando el Congreso de los Diputados los últimos 40 años, ante el regocijo y la complicidad de los medios de comunicación del sistema como el citado eldiario.es.  

 

Termina este vocero ultraizquierdista su retahíla de insultos  con un intento de descalificarnos afirmando que “El sindicato TNS, ha sido uno de los mayores defensores del asalto a la librería Blaquerna en donde fueron atacados algunos diputados catalanes como Josep Sánchez Llibre”. Aquí sólo manifestar, una vez más, que desde nuestro sindicato nos solidarizamos con los patriotas detenidos, encausados y perseguidos por todo el sistema por interrumpir un aquelarre separatista que se estaba produciendo en la llamada “Embajada de Cataluña en España”, en pleno centro de Madrid, a los que se les pide hasta 17 años de cárcel por hacer lo que deberían haber hecho las instituciones del sistema, impedir semejante acto hispanófobo en el cual, no sólo no “fueron atacados algunos diputados catalanes”, como resalta este falaz libelo, sino que tal y como se ha visto en las imágenes, fue el mencionado José Sánchez Libre el único que intentó, peana en mano, llevar a cabo una agresión aquel 11 de septiembre.

 

En cuanto al intentar amedrentar a nuestro Delegado Sindical publicando su nombre y apellidos y atribuirle el sangrante delito de concurrir en las listas electorales de una formación legal, aparte de que pinchan en hueso si creen que atemorizan con eso a un falangista, demuestran su estulticia lindante con la idiocia, ya que paradójicamente lo hacen para descalificar a una persona que desempeña sus funciones, en un lugar de trabajo donde ocupan sus escaños 350 diputados que también han ido en listas electorales de formaciones legales, aunque no tan honestas como la de nuestro delegado Sindical, y por eso “trabajan” allí.

 

Y en lo referente al intento de coacción a las autoridades competentes, y solicitud a la Mesa de la Cámara, para que se impida el desempeño de nuestras funciones sindicales en ese centro de trabajo, y que intentemos defender a los que parecen ser los únicos españoles decentes que acuden a trabajar de verdad al Congreso de los Diputados, y que no son precisamente “sus señorías”, sólo reseñar el hecho constatado hasta la saciedad de como patalea y gruñe esa izquierda, que se llena la boca hipócritamente con la defensa de los derechos de los trabajadores, hecho que se atribuye injustamente, cuando son los patriotas en general y los nacionalsindicalistas en particular, los únicos que intentan paliar las innumerables acciones de injusticia social que se llevan a cabo en toda España, ante la pasividad, cuando no complicidad, de aquellos que lejos de hacer nada por los trabajadores españoles y las clases más desfavorecidas, llevan décadas formando parte de un sistema corrupto, injusto y antiespañol que ha robado a los españoles la Patria, el Pan y la Justicia, y que intenta robarles también el futuro y la esperanza.

 

Pues que sigan escandalizándose con nuestras victorias y con nuestras acciones de reivindicación de la Unidad de España y de Justicia Social, porque esto, señores paniaguados del régimen, no ha hecho nada más que empezar.

 

¡Arriba España!  

Sindicato Trabajadores Nacional Sindicalistas.