Imprimir
Categoría: Artículos
Visto: 1362

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

 

Hoy celebramos, un año más, la Jornada de la Sagrada Familia. Hoy volvemos a tener en el portal de Belén, en el Niño Dios, la Gloriosa Virgen María y San José, un ejemplo para todos, un espejo en el que mirarnos. En medio de un mundo cada vez más cruel, más despiadado y menos humanos, Cristo nos ha nacido un año más para decirnos cómo debemos vivir en este mundo. Sin forzarnos, sin obligarnos..., pero sin claudicar a la hora de distinguir el Bien del Mal.

 

Una vez más, en este día, no podemos empezar sino condenando con firmeza la lacra del aborto que azota España y Occidente de manera terrible. Millones de niños concebidos que no pueden nacer porque se lo impiden malvados que, en la mayoría de los casos, ni siquiera son condenados ni castigados. Ni ellos, ni los gobernantes que les permiten delinquir y pecar a través de leyes inicuas e inmorales.

 

 

En España son asesinados todos los años 100.000 niños en el vientre de sus madres, sin que PP ni PSOE hagan nada por impedirlo. Al revés: lo favorecen con su legislación abortista. La derecha, que tendría la obligación de combatir este delito atroz por la ideología que se supone que representa, no es en la práctica sino un cómplice necesario de una izquierda política que es abortista por naturaleza. Desde Fraga a Rajoy, lo único que ha habido son discursos vacíos, promesas vagas y mentiras.

 

Y en medio de este atronador silencio que caracteriza el drama del aborto, en las últimas horas se ha vuelto a alzar la voz valiente de uno de los pocos obispos que trabaja por el reino de Dios, y no por las prebendas que dan los hombres. Monseñor Reig Plá, obispo de Alcalá de Henares, ha denunciado en una carta pastoral que el Gobierno de Rajoy renunció a cambiar la ley del aborto socialista por "un plato de lentejas", en concreto por una silla en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Porque para estar con las logias que controlan el poder en el mundo es imprescindible estar fuera de la Ley Natural y de la Moral Objetiva. Lo más lejos posible de la doctrina de la Iglesia.

 

En la carta, que todo ciudadano que quiera estar bien informado debe leer íntegramente, monseñor Reig Plá ofrece datos concretos, citas textuales y documentos oficiales que demuestran que, efectivamente, Rajoy ha preferido estar al lado de los poderosos del mundo que al lado de las víctimas inocentes de este holocausto imperdonable. Ha preferido la sonrisa bobalicona de García Margallo a la sonrisa de Dios. Ha preferido, en definitiva, un vulgar plato de lentejas a la dignidad que le hubiera reportado empezar a gobernar correctamente en este asunto.

 

Por eso, los fans empedernidos de Rajoy, aquellos que tienen el cerebro en "stand by" pensando que le deben la vida, la salud y acaso el propio corazón a un señor de Pontevedra que incumple sistemáticamente todo lo que promete, deben saber que están al menos igual de equivocados que el propio presidente. Y que, sin duda, la mayor culpa en este asunto la tiene quien detenta el Poder Ejecutivo; pero que un porcentaje parecido de la responsabilidad de que mueran anualmente miles de niños inocentes la tiene quien, con su voto, con su silencio o con la permisividad cómoda del anonimato, permite, ampara o consiente que esa acción de Gobierno pueda existir.

 

En una cosa estaré, seguramente, de acuerdo con ellos. En que lo que nos viene en España será seguramente mucho peor. No lo dudo. Pero no seré yo quien juegue al mal menor, componenda de tibios que detesto tanto como Cristo detestaba la tibieza. Como dice Reig Plá en su admirable y valiente carta,  "los católicos en este momento estamos ante una verdadera encrucijada y es necesario preguntarnos a quiénes estamos dispuestos a servir: o a los dioses, y sus mensajeros, de esta nueva religión secular, o al verdadero Dios. Como en tiempos de Josué, nuestra respuesta no puede ser otra: Yo y mi casa serviremos al Señor".

 

   

Y hoy pregunto a los oyentes de Sencillamente Radio: ¿consideran al PP igual de responsable que al PSOE en el tema del aborto en España?

 

******************************************************************

 


Rafael Nieto es el director del programa de debate “Sencillamente Radio” de Radio Inter de Madrid (programa que se emite todos los domingos de 08:30 a 11:30 horas en esa emisora en el 918 de AM, 93,50 de FM e Internet: http://www.gaceta.es/oir-radio-inter ), y en el que participan habitualmente distintos militantes del Sindicato TNS.