Imprimir
Categoría: Artículos
Visto: 1529
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Atentado de ETA en Madrid | EFE

  Este programa, Sencillamente Radio, no sólo tiene cada día más audiencia, sino que, como pudimos comprobar la semana pasada en el acto organizado por Los Nogales, es un espacio radiofónico que ha conseguido construir una gran familia. Nosotros no dependemos del poder, ni tenemos que hacer favores a nadie, por eso nuestra libertad es la garantía de que los únicos intereses que defendemos son los de nuestra gente: los del pueblo español.

 Y precisamente por eso, defendemos cosas tan extravagantes hoy en día como la vida desde el momento de la concepción, la sagrada unidad de España, o la cadena perpetua para los delitos terroristas de sangre. Porque no malbaratamos la dignidad de las personas. Porque nos importan un pimiento los partidos políticos, si no es para que cumplan con sus obligaciones de servicio público. Y porque la verdad sólo tiene un camino, y no puede ser prostituida por el relativismo imperante.

Hace unos días hemos conocido la noticia de que la peligrosa asesina etarra Idoia López Riaño, conocida como La Tigresa, va a salir de la cárcel a ratos para poder sacarse el carnet de conducir. Ha sido una decisión de la Audiencia Nacional, que no ve riesgo de fuga en esta alimaña, y que además le reconoce grandes progresos en su vida en prisión, buen comportamiento, etc. Le ha faltado decir, al juez Grande Marlaska, autor del escrito, que es una ciudadana ejemplar.

 Idoia López Riaño ha matado a 23 personas inocentes, la mayoría servidores del orden público. Participó en la masacre terrorista de la plaza de la República Dominicana de Madrid, donde fueron asesinados 12 guardias civiles el 14 de julio de 1986. Un mes antes, esta víbora había matado a tiros al comandante Ricardo Sáenz de Ynestrillas, al teniente coronel Carlos Besteiro Pérez y al soldado conductor Francisco Casillas Martín. En abril, participó en el asesinato de otros cinco guardias civiles en un atentado con coche bomba en la confluencia de las calles Príncipe de Vergara y Juan Bravo de la capital de España. Creo que no exagero, sino que más bien me quedo muy corto, al decir que esta tipa es un ser repugnante y absolutamente despreciable.

 Considerar que alguien de estas características tenga que reinsertarse en la sociedad, es una idea tan disparatada que no sería necesario ni siquiera comentarlo. Pero ya que para esa hipotética y ridícula reinserción sea necesario tener el carnet de conducir, y por tanto, salir de la cárcel para poder dar clases de conducir, supone burlarse del dolor de las familias de las víctimas de esta individua, y circarse en la memoria de esa veintena de hombres que perdieron sus vidas por defender a España.
 
 El criterio que opera en jueces y políticos a la hora de perpetrar decisiones como ésta es el mismo que a la hora de romper la unidad nacional, o que a la hora de elaborar leyes inicuas que permiten el aborto libre. En el fondo, se trata del mismo relativismo que lo hace posible todo: es la razón por la que no se actúa contra las distinguidas señoritas de Femén que fueron a pintar de rojo la cruz de Paracuellos del Jarama, burlándose de la memoria de 7.000 asesinados por el comunismo español. Es la razón por la que nuestros dirigentes se dejan corromper por unas bolsas de billetes de quinientos: porque no hay vergüenza, y porque no hay moralidad.
 
 Nos lo dice una y otra vez nuestra querida Pilar, oyente que representa como pocos la dignidad de las víctimas del terrorismo: ¿cómo van a creer en la Justicia? ¿Cómo van a tener confianza en los tribunales, cuando ven salir de prisión a alguien tan dañino y tan retorcido en su maldad como La Tigresa para sacarse el carnet de conducir? ¿Quién defiende la ley en España?, ¿y quién defiende al pueblo español de las continuas injusticias que sufre a manos de su casta política, judicial, empresarial o sindical?
 
 Esta semana se han cumplido 39 años de la muerte del general Franco. Casi cuatro décadas en las que, supuestamente, hemos tenido derechos y libertades que antes no teníamos, y hemos podido disfrutar de las bondades de la democracia. Todo, claro, en el plano teórico. Porque los hechos, como parece evidente, demuestran una cosa muy distinta.

 y hoy pregunto a los oyentes de Sencillamente Radio: ¿se deben conceder medidas de gracia a asesinos de ETA que hayan pedido perdón a las víctimas?

******************************************************************

 


Rafael Nieto es el director del programa de debate “Sencillamente Radio” de Radio Inter de Madrid (programa que se emite todos los domingos de 08:30 a 11:30 horas en esa emisora en el 918 de AM, 93,50 de FM e Internet: http://www.gaceta.es/oir-radio-inter ), y en el que participan habitualmente distintos militantes del Sindicato TNS.