Imprimir
Categoría: Artículos
Visto: 1218
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

Nosotros, como orgullosos hijos de España, somos portadores de valores que superan lo material y lo individual; Valores que nos obligan a defender, con todos los medios a nuestro alcance, principios irrenunciables.

Llevamos décadas de ataques continuos contra los dos grandes pilares Nacional Sindicalistas: la Patria y la Justicia Social. Y, parece, que nos encontramos ya, a las puertas de un grave ataque a la sagrada Unidad Nacional.

 

Este momento trascedente, para nosotros que aspiramos a ser los primeros en la línea de combate, nos permitirá reafirmarnos en lo más fundamental de nuestras creencias. El separatismo ha puesto en jaque a un pusilánime estado, comandado por los que, también, actúan como antiespañoles.

Pues ante esta triste realidad, no nos queda otra que ser capaces de combatir, seamos muchos o pocos, hasta las últimas consecuencias. España puede romperse, es una posibilidad… Pero lo que es seguro, es que esto no sucederá sin que, como poco, un puñado de valientes luchemos, hasta nuestro último aliento, por impedirlo.

Pero todo esto, que por espiritual puede parecer difícil de concretar, sí tiene un único camino real que sólo depende de la voluntad personal de todos nosotros: Hay que formar parte, militando con fe y disciplina, de organizaciones patriotas como nuestro sindicato. Si no estás, si no participas, nuestra respuesta carecerá de tus dos brazos para nuestra tarea. Y, claro está, no se podrá contar con ellos hasta que te decidas.  

Nuestra lucha no es algo nuevo, sino que es un camino constante que llevamos los Trabajadores Nacional Sindicalistas. Aquellos que nos busquen en los medios del sistema, pensarán que no hacemos nada, pero aquellos que formáis parte del sindicato o que os informáis en las pocas ventanas que escapan, en alguno de sus rincones, del sistema como es internet, verán que nuestro nivel de actividad es muy superior al de cualquier grupo acomodado en lo políticamente correcto.

Y todo esto, es sólo la anécdota, la presentación y el entrenamiento, para lo que ha de venir. Todo esto es, también, el llamamiento para sumar nuevos militantes; pues la lucha individual o virtual sin formar milicias, es una farsa que no se materializará en nada; salvo en acciones de lobos solitarios que son el reflejo del individualismo atroz que el sistema intenta inyectar en nuestras mentes.

Alístate al sindicato que lucha no sólo por tus derechos laborales, al sindicato que sabrá sacrificarse cuando la Patria así nos lo requiera.

“SI LA PATRIA LO QUIERE, LANZÁTE AL COMBATE Y MUERE”

 

Luis Alonso.

 

Sindicato TNS Barcelona