Imprimir
Categoría: Artículos
Visto: 2458

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Les confieso, aunque los que me conocen ya lo saben, que no me gusta hablar de mí mismo, ni de nada en lo que pueda aparecer como protagonista. Creo que los comunicadores no debemos serlo, salvo en aquellos casos en los que de verdad somos noticia de interés general, y eso sucede en muy rara ocasión. Pero hoy les voy a hablar, no de mí, que no soy nadie, sino de este programa. De Sencillamente Radio, que es lo mismo que decir SU programa, el de todos ustedes, los oyentes.

 

 

En unos tiempos en los que todo suele estar tan enlatado, tan controlado por las distintas formas del poder que conviven en el Sistema, pienso que debemos celebrar, todos, que exista este espacio de libertad, Sencillamente Radio, donde se puede debatir sin que existan más líneas rojas que el respeto a los demás, la buena educación, y el tiempo (que no puede ser ilimitado). Por este programa pasan, todas las semanas, personas que comparten nuestra línea editorial y otras que están exactamente en las antípodas; y todas, cuando hablan dentro de los cauces normales, se expresan con idéntica libertad. 

 

Es lógico, por tanto, que desde otros ámbitos de la comunicación, que no tienen la enorme suerte de la que gozamos nosotros, se nos ignore por completo. Ustedes comprobarán que nadie habla de nosotros. No es, como podrán comprender, porque seamos insignificantes; es porque no interesa que se sepa que hay un espacio de verdadera libertad en las ondas, porque eso pone en evidencia a quienes se mueven por intereses partidistas y/o egoístas.

 

Tenemos mucha audiencia, cada vez más. Y eso es mérito de todos ustedes, que cada vez afinan más en los análisis de la actualidad y que dan (salvo contadas excepciones) un magnífico ejemplo de lo que debe ser hablar con claridad, incluso contundencia, pero dentro de la serenidad de ánimo y el respeto al otro sin los cuales difícilmente se puede dialogar. Este humilde comunicador, como les he dicho alguna vez, se limita a gestionar el tiempo de las intervenciones, escucharles y atenderles en lo que pueda, y asentar la línea editorial del programa con los artículos de actualidad.

 

Y es necesario reiterar, porque es de Justicia hacerlo, que, además naturalmente de Radio Inter y el Grupo Intereconomía, que es el medio por el que emitimos este programa, el primer responsable de que podamos tener este espacio de libertad en la radio es un señor que se llama Gerardo Sanjurjo, que recogió la espléndida herencia de tantos años sembrada por su padre. No es fácil sostener un proyecto como éste en unos tiempos tan duros, pero él ha sabido pasarlo mal, y sabe pasarlo mal, en silencio, para que todos ustedes puedan seguir expresándose con absoluta libertad. 

 

A Gerardo, y a Pascual Berlanga, que desde marzo se hizo cargo del patrocinio principal de este programa, demostrando la audacia y el olfato empresarial que siempre le han caracterizado. Dándonos el respaldo que hace falta para poder estar aquí todos los domingos. Gracias don Pascual, gracias a Los Nogales, y gracias a todos nuestros anunciantes que garantizan la independencia de Sencillamente Radio.

 

Sencillamente Radio no es un programa facha. Es más, ésta radio, la Inter, no es una emisora facha, como algunos obtusos mentales creen. Están muy lejos de la verdad. Éste es un programa con una clara inspiración católica y patriota, conservador en lo que tiene de querer conservar las mejores esencias del ser español, pero ante todo, amante de la libertad y del entendimiento entre todas las personas de buena voluntad. Nos gusta escuchar a todo el mundo: al que está con nosotros, y al que comparte otras ideas, siempre que las exprese con la misma corrección con que nosotros mismos intentamos hacerlo.

 

Este programa no comparte las mentiras de consenso que funcionan en el Sistema. No tragamos con las mentiras sobre el franquismo, porque conocemos bien el franquismo; lo hemos estudiado y sabemos lo que fue. No tragamos con las mentiras de los lobbies liberales y progresistas que mandan hoy, y siempre. No nos conformamos con el relativismo como ideología. Creemos que cambiar España es posible. Creemos que hace falta que calen en la opinión pública los principios y valores sobre los que se ha asentado la civilización occidental, y que hoy están en peligro. Creemos que se puede hacer un buen periodismo, sirviendo a la sociedad, y al mismo tiempo defender el Bien Común, la vida humana desde la concepción, la familia tradicional y las raíces cristianas de Europa.

 

No somos de derechas. No somos de izquierdas. Creemos, como José Antonio, que ambas son formas de quedarse cojos, de ser incompletos. Tenemos dos pasiones que son: la Cruz de Cristo y la bandera roja y gualda. Y con estas pocas verdades, y con el deseo de seguir siendo un foro de voces comprometidas, aquí estaremos, Dios mediante, el próximo 7 de septiembre de nuevo con el debate. Hoy, antes del merecido descanso, quiero que expresen libremente sus opiniones sobre el tema que deseen, aunque siempre teniendo en cuenta que deben ser asuntos de interés general, para que podamos hacer un debate interesante para todos.

 

**********************************************************

 


 Rafael Nieto es el director del programa de debate “Sencillamente Radio” de Radio Inter de Madrid (programa que se emite todos los domingos de 08:30 a 12 horas en esa emisora en el 918 de AM, 93,50 de FM e Internet: http://www.intereconomia.com/oir-radio-inter ), y en el que participan habitualmente distintos militantes del Sindicato TNS.