Imprimir
Categoría: Artículos
Visto: 2197

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Por mucho que se empeñen los manipuladores de siempre en hacer con la Historia de España lo que hacen con sus conciencias, Franco nos dejó un país en paz, económicamente fuerte y estable, con una amplísima clase media que tenía contratos de trabajo fijos, y con una seguridad ciudadana que no hemos vuelto a tener en democracia. Esa es la España en la que empezó a reinar el hombre que ahora ha decidido abdicar, Juan Carlos I de Borbón.

 

 

 

No diremos que fue fácil su tarea. Tampoco que le haya ayudado mucho la casta política del sistema que, por otra parte, él mismo ha ayudado a perpetuar. Le presuponemos, en todo caso, buenas intenciones para una suerte desigual. Podríamos ponerle bastantes cosas en el debe, y en su haber, la indudable sensación de que, con la monarquía, España ha tenido una estabilidad política que nunca nos dieron las dos repúblicas de los siglos XIX y XX.

 

Creemos, sinceramente, que hacer un juicio apresurado y en titulares de un reinado que ha durado casi cuatro décadas en tan absurdo y erróneo como el que se hace a diario del régimen autoritario de Franco. Para hacer un buen análisis hacen falta: primero, tiempo (que aquí no tenemos); segundo, voluntad de ser ecuánimes (que siempre procuramos). Y tercero, no tener la propia voluntad hipotecada por intereses o ideologías.

 

Por eso, más que perder el tiempo en adjetivaciones del pasado que, en realidad, no nos llevan a ninguna parte, hoy preferimos mirar al futuro, sabedores de que, desde que Occidente dio la espalda al cristianismo y se entregó a los sistemas representativos liberales, todo lo malo que nos pase nos está bien empleado, y entiéndaseme esta frase con el matiz jocoso que lleva implícito.

 

La extrema izquierda, que nunca ha amado a nuestra Patria y que quiere simple y llanamente su destrucción, ya se ha apresurado a exigir la celebración de un referéndum para que los españoles decidamos si queremos monarquía o república. No porque les interese, que no les interesa en absoluto, el bien, la paz y el progreso de los españoles, sino porque sólo con una república podrían ellos repetir lo que ya hicieron en los años ´30. Es cierto que España es un país muy distinto: pero lo que no son distintas son sus intenciones, ni sus motivaciones.

 

Lamentablemente, y como dije en esta emisora el pasado lunes, España es un país donde la república va ligada de manera inseparable a la ideología izquierdista, algo que no sucede en otros lugares. Eso tiene que ver con nuestro peculiar pasado, con algunos terribles sucesos que nos ha dejado el devenir histórico, y por qué no decirlo, por una notable incultura política de buena parte del pueblo español.

 

A lo que nos conduce esta reflexión es a considerar que, si bien en principio, y sobre el papel, una república podría perfectamente servir a los intereses más nobles de nuestra Patria, en la práctica sería la extrema izquierda más radical la que tomaría las riendas del proceso para empujarnos, directamente, al caos de un régimen parecido al bolivariano de Venezuela, al comunista de Cuba o al todavía más extremo de Corea del Norte. Conociendo a nuestros dirigentes (a los grandes y a los pequeños) y al electorado, los patriotas no tendríamos absolutamente nada que decir en todo ese proceso. 

 

Así las cosas, hemos de concluir que sólo la monarquía garantiza, no evidentemente la España que anhelamos los que la amamos como a nuestra propia madre, sino un país donde, al menos, se pueda vivir con una cierta noción de libertad, con múltiples problemas sin duda, pero donde haya mecanismos que nos permitan seguir luchando por alcanzar nuestra meta. Bajo el yugo marxista que nos quiere traer la extrema izquierda, sólo hay muerte, oscuridad y decadencia.

 

Aún así, hoy nos importa conocer la opinión de nuestros oyentes, y por eso les pregunto: ¿es la monarquía el sistema que más interesa para el futuro de nuestro país?

**********************************************************

 


 

 

 

Rafael Nieto es el director del programa de debate “Sencillamente Radio” de Radio Inter de Madrid (programa que se emite todos los domingos de 08:30 a 12 horas en esa emisora en el 918 de AM, 93,50 de FM e Internet: http://www.intereconomia.com/oir-radio-inter ), y en el que participan habitualmente distintos militantes del Sindicato TNS.