Imprimir
Categoría: TNS en la Inter
Visto: 1989

Ratio: 3 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El tema a debatir era el siguiente:

 

 

¿Debe legislarse para sancionar con la mayor dureza los comentarios o actos que supongan coartar, de hecho, la libertad religiosa a la que tenemos derecho los católicos?

 

 

Fecha: 20.04.2014

  

En España se debe legislar para que triunfe la verdad, la justicia y el bien común. Si se legislara para que desde el colegio o desde los medios de comunicación se trabajara por este triunfo de la verdad, de la justicia o del bien común, no sería necesario legislar con especial dureza los ataques a la religión católica, ya que estos serían anecdóticos y seguro que tendrían la respuesta que se merecieran cuando se produjeran. 

 

Ser católico hoy no sólo no está de moda, sino que es incompatible con el Nuevo Orden Mundial impuesto, que dirige prácticamente todo el mundo y por supuesto España, incompatible con el sistema democrático impuesto en España y no exagero.

 

Desde que padecemos este régimen, la Iglesia Española (ojo, no hablo de la Conferencia Episcopal Española (CEE), hablo de la Iglesia con mayúsculas), su Fe, su doctrina, su espiritualidad y su dogma ha sido perseguido de manera creciente. Bien es cierto que no con la saña de la Segunda República, pero quizás porque no es necesario utilizar esos medios,… de momento. Y ante este ataque “in crescendo”, la Iglesia Española, desgraciadamente, ha respondido, por medio de su CEE, bendiciendo la democracia, sus protagonistas y sus dirigentes, e incluso criticando a un bando de la guerra civil y al régimen que salió de esa guerra civil, bando y régimen al que la Iglesia Española le debe prácticamente todo. Y le debe todo porque en el anterior periodo autodenominado democrático, el de la Segunda República, no sólo había ataques al catolicismo, no sólo se impedía propagar la Fe, enseñar la religión en colegios, sino que se quemaban iglesias, conventos y catedrales, se torturaba y asesinaban curas, seminaristas, obispos y monjas, a las que también se violaba, y se asesinaba españoles por el simple “delito” de ir a misa, portar un crucifijo o tener una imagen católica en su casa .

 

Y esto se hizo institucionalmente, es decir, con la permisividad y complicidad de ese régimen que hoy casi todos ensalzan, sobre todo si lo comparan con el que le sucedió.

 

Y hubo un bando en la guerra civil que acabó con todo esto y le dio la vida a la Iglesia Católica, y no me refiero sólo a la vida terrenal que ésta por supuesto que se la devolvió. Y todos sabemos cómo ha pagado la Conferencia Episcopal desde Tarancón hasta nuestros días, a este bando, el malo de la película, según la democracia. A ese bando, y a lo que representó.

 

¿Por qué digo esto?. Pues porque hay que buscar responsables en todo lo que ocurre y la propia CEE podía haber evitado gran parte de la mala prensa y de los ataques que sufre la Iglesia, si no hubiera sido tan “complaciente”, por decirlo de manera suave, con sus enemigos seculares, los que odian al catolicismo, que suelen coincidir con los enemigos de España. Eso sin recordar las posturas de la CEE en el tema del separatismo vasco y catalán, e incluso de su hijo el terrorismo, bendecidos por no sólo sacerdotes de a pie, sino de mismísimos obispos.

 

Esta misma Semana Santa, cuando sacerdotes o periodistas que se llaman católicos, comentaban las procesiones en radio y TV, nos recordaban que tal o cual Iglesia o tal o cual imagen había sido destrozada o quemada en los años 30 del siglo XX…¿Qué coño pasaba en esos años?, ¿se caían las imágenes solas de los altares?, ¿se quemaban las iglesias por el calor, o por las churreras, como nos mintieron 50 años después con el Hotel Corona de Aragón?. Y si estos comentaristas mencionaban en algunos casos, los menos, que estos destrozos o incendios se habían producido “en la Guerra Civil”, como no hablaban de autores y todos sabemos quienes son los malos oficiales de esa guerra, pues imagínense lo que piensa el españolito abducido por las mentiras del sistema que está viendo o escuchando la procesión: ¡Qué los fascistas quemaban Cristos, Vírgenes e Iglesias!.

 

De igual manera que siempre hago responsable al pueblo español de lo que ocurre en España, por su pasividad o por su complicidad con lo que nos acontece, también acuso a los católicos, y yo el primero, por no defender con valentía y con la verdad nuestra Fe y nuestras creencias. Y ante eso el enemigo se crece.

 

Enemigo que odia a la Iglesia católica por católica y por española, porque ninguna nación en el mundo ha defendido, propagado y evangelizado como lo ha hecho España. Y eso no nos lo perdonan.

 

Y agradezco al director de este programa la mención que ha hecho de los sindicatos marxistas, llamándolos por su nombre, dejando claro que hay “otros sindicatos”, porque es cierto que hay otros sindicatos que defienden la Unidad de España, la Justicia Social y nuestra Fe y nuestra Cultura. A los que no nos conozcan, hablo del Sindicato Trabajadores Nacional Sindicalistas, tienen la oportunidad de hacerlo el próximo 1º de Mayo en Madrid en la Plaza de Olavide, a las 12:30h.

 

Y termino con un fuerte ¡Arriba España!, y hoy que Cristo ha vencido a la muerte, con un ¡Viva Cristo Rey!.

...........................................................................................................

Esta fue la intervención radiofónica del pasado domingo 20/04/2014 del Jefe de Información y Prensa del Sindicato Trabajadores Nacional Sindicalistas, Jesús Muñoz, en el programa debate “Sencillamente Radio” de Radio Inter de Madrid (programa que se emite todos los domingos de 08:30 a 11:30 horas en esa emisora en el 918 de AM, 93,50 de FM y en Internet: www.radiointer.com ).