Imprimir
Categoría: Artículos
Visto: 1778

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

 

Los católicos tenemos un arma poderosísima contra la constante manipulación que ejercen sobre la realidad tanto el marxismo como el capitalismo liberal. Me refiero a la Doctrina Social de la Iglesia, en cualquiera de sus forma de expresión. Una de las últimas, y acaso la más fácilmente comprensible de entre las más actuales, pueda ser la tercera encíclica del Papa Emérito Benedicto XVI que, bajo el título de "Caritas in Veritate", fue publicada en 2009, por tanto, comenzada ya la crisis económica mundial.
 
En ese imponente texto, que ningún católico debe dejar de leer, Ratzinger describe magistralmente algunos de los problemas sociales más graves de hoy en Occidente, y por supuesto en España. Recuerda, textualmente, a los gobernantes que "el primer capital que se ha de salvaguardar y valorar es el hombre, la persona en su integridad, pues el hombre es el autor, el centro y el fin de toda la vida económico-social".
 
Afirmaba el Papa que "cuando la incertidumbre sobre las condiciones de trabajo a causa de la movilidad y la desregulación se hace endémica, surgen formas de inestabilidad psicológica, de dificultad para abrirse caminos coherentes en la vida, incluido el del matrimonio. Como consecuencia, se producen situaciones de deterioro humano y de desperdicio social". Y añadía: "El paro provoca hoy nuevas formas de irrelevancia económica, y la actual crisis sólo puede empeorar dicha situación. El estar sin trabajo durante mucho tiempo, o la dependencia prolongada de la asistencia pública o privada, mina la libertad y la creatividad de la persona y sus relaciones familiares y sociales, con graves daños en el plano psicológico y espiritual".
 
Es importante recordar estos párrafos de la citada encíclica porque, a base de manipular la realidad, la clase política actual (pongan ustedes las siglas de los partidos que prefieran) ha conseguido que los trabajadores olvidemos lo sustantivo y nos quedemos en lo superficial; o para ser más exactos, en aquello que interesa al capital (grandes empresas, bancos y políticos) y no a los ciudadanos de a pie.
 
Al parecer, y según la última Encuesta de Población Activa, el paro ha bajado en 69.000 personas durante 2013, aunque la verdadera razón que explica el dato es que la población activa ha disminuido en 267.000. Es decir, cada vez hay menos gente que busca trabajo en España: unos porque no esperan encontrarlo, otros porque ya cobran el paro o un subsidio ínfimo pero suficiente, y otros porque ya ni siquiera están en España, sino que se han marchado a otras latitudes.
 
Mientras tanto, instituciones internacionales de un supuesto prestigio, como el FMI, aseguran que el crecimiento de la economía española va más rápido de lo esperado, en parte gracias a la demanda interna. Y eso sí, lamentan que los niveles de desempleo se van a mantener en nuestro país en niveles "inaceptablemente altos" durante bastantes años más. Ahora mismo, estamos en el 26% de la población activa.
 
"Niveles inaceptablemente altos". Quizá no lo bastante inaceptable como para hacer algo que lo evite. Quizá no lo bastante inaceptable como para decir al Gobierno que se olvide de recibir más ayudas. Quizá no lo bastante inaceptable, señores burócratas de estos entes artificiales (que, en realidad, son básicamente herramientas de corrupción) como para tomar medidas drásticas que eviten que siga habiendo miles de familias españoles instaladas en la miseria. 
 
Sé que a muchos intervinientes de este programa les basta y sobra en la vida con decir, en antena, que su partido (el que ha votado, o el que cree que representa mejor sus ideas) es mejor que el rival. Que el PP es mejor que el PSOE, o que el PSOE es mejor que el PP. Respeto su modo de pensar y de obrar, pero desde luego no es la mía. Me traen sin cuidado esos dos partidos, y en general, casi todos los partidos. Me importan las personas, me importan mis compatriotas, y por supuesto, me importa España. 
 
A mí, ni el señor Rajoy ni el señor Rubalcaba me van a vender la moto de que estamos saliendo ya de la crisis, y de que se ven brotes verdes, azules y rosas. No mientras vea que, frente a las expectativas que hacen estas agencias especuladoras, la realidad que observo, que conozco y que palpo está en completa contradicción. Esos "cero coma uno" o "cero coma dos" de crecimiento del PIB que tanto parecen entusiasmar a los políticos y a sus aduladores, yo los traduzco de una manera muy simple: propaganda barata para mantener intacto su chiringuito de poder.
 
¿De qué le sirve a Juan Español que crezca ligeramente la economía, más de lo previsto, si no le dan crédito en el banco, si su empresa le ha birlado la paga extra de julio (disfrazando el robo con palabritas) y si cada vez le cuesta más llenar el depósito del coche? ¿Cómo puede consolarnos que nos diga un burócrata de Bruselas que hay razones para el optimismo cuando lo que vemos a nuestro alrededor es despidos (ya casi todos procedentes, por supuesto), contratos temporales y sueldos de vergüenza?
 
Evidentemente, las soluciones no están en el socialismo, que tanto a nivel de ideología como de partidos ha demostrado que sólo es útil para democratizar la pobreza y el hambre. Pero no debe la derecha morir de éxito tan pronto, a menos que considere anecdótico algo tan serio como el sufrimiento de la gente honrada. No lo dice Rafael Nieto, que no es nadie; lo dice la Iglesia Católica, con algunos de sus mejores Papas al frente: "Si el mercado se rige únicamente por el principio de la equivalencia del valor de los bienes que se intercambian, no llega a producir la cohesión social que necesita para su buen funcionamiento". Sin justicia distributiva ni justicia social, el mercado termina siendo un monstruo que nos destruye a todos.
 
 

***************************************************************

 presentador de Sencillamente Radio

 

Rafael Nieto es el director del programa de debate “Sencillamente Radio” de Radio Inter de Madrid (programa que se emite todos los domingos de 08:30 a 11:30 horas en esa emisora en el 918 de AM, Internet: http://www.intereconomia.com/oir-radio-inter ), y en el que participan habitualmente distintos militantes del Sindicato TNS.

  

Este que acabáis de leer es uno de sus editoriales en ese programa

 

Todos sus editoriales los podéis encontrar en el siguiente enlace de nuestro foro TNS http://tns.mforos.com/1022048/10861765-editoriales-de-rafael-nieto-en-sencillamente-radio/