Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Resultado de imagen de lengua vasca

Hay españoles que cada día tienen que poner el despertador una hora antes. Viven en Vizcaya, en Álava y en Guipúzcoa. Su delito es que suspendieron un examen de euskera, y “sólo” hablan un idioma que empezó siendo castellano, pero que enseguida se convirtió en la lengua que acompañó el mayor proyecto de hermanamiento cultural de la historia de la humanidad: el Imperio Español. Y por eso se llama español. Porque es la lengua común de todos los españoles.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

El habitualmente obsequioso -con lo francés- mundo cultural sajón, critica ahora acerbamente a la intelectualidad gala.  

Como todo el mundo sabe, Francia ha dispensado a Occidente una sustancial parte del quehacer intelectual de los últimos siglos. En particular desde la Ilustración -para bien o para mal-, el mundo intelectual francés ha sido una especie de faro del pensamiento europeo. 

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Fue en uno de esos programas culturales que emitían en televisión, hará unos diez años.

Sánchez Dragó, don Fernando, se encerró durante casi dos horas con Santiago Carrillo. La entrevista se desarrolló como en una montaña rusa, amable y eléctrica, y Carrillo mintió con el conocido aplomo sobre casi todo, excepto en que había nacido en Gijón y en alguna otra menudencia. Supongo que, a estas alturas, no es necesario decir mucho más sobre el personaje. 

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

La imagen puede contener: cielo, nubes, crepúsculo, exterior y naturaleza

Sí, ya está bien de reflexiones sobre la muerte, la milicia o la guerra. Faltaba una reflexión sobre el amor, esa energía que mueve el mundo y alimenta las almas. No en vano Dios mostró a los hombres el camino de salvación y santidad, no a través del miedo al castigo, sino por el amor a Dios y de Dios, y el peor de los castigos, no lo es tanto el de "sentido" soportando sufrimientos, sino el de "pena" sintiendo la amargura de la separación de Dios.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Porque la historia se hace de abajo arriba, y la única esperanza de España es la acción popular directa de su gente, de esos que aún tenemos el orgullo de llamarnos pueblo español.

Porque no podemos contar con ninguna de las instituciones del Estado. Desde la primera, hasta la penúltima, que es el pueblo español. Ni la Corona (perdón por las mayúsculas), ni el Gobierno (perdón por el acto de fe) ni los fiscales, ni lo que queda del ejército, moverán un dedo por defender el honor de nuestra querida patria. Y no digamos ya los enemigos de España, chapoteando en su ciénaga de impunidad y miseria moral subvencionada.