Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

  

Llevaba mucho tiempo esperando la noticia y hoy por fin la he recibido. En base a ley de la MENTIRA HISTÓRICA habéis profanado la Cruz de los Caídos de Los Yébenes, mi pueblo, despojándola de todos sus símbolos. Esa Cruz representaba a ciento veintisiete personas víctimas del odio y de la sinrazón entre los que se encuentran mi abuelo y mis tíos los cuales no habían cometido más delito que ser católicos y españoles. Aurelio Marín González, Ricardo Marín González, sacerdote para más señas, y Castor Marín Marín. Ellos son la razón de mi orgullo.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

La no por extensa menos rica sabiduría popular afirma que es peligroso jugar con fuego porque o te quemas o, si eres niño, acabas mojando la cama.

 

Ya anoté, hace una semana, que Albert Rivera, solito o con ayuda, se había pasado de listo en el juego táctico que tan buenos resultados le está dando en política -gracias a la ayuda de los errores de los demás y a los sustos de la corrupción, todo sea dicho-. Creyó el líder de Ciudadanos llegado el momento de variar su posición, usualmente crítica con quienes pierden el tiempo en mirar hacia atrás, y apoyar al PSOE en su ya famosa PNL -habrá una similar cada pocos meses para buscar portadas y hacerse el radical, ya lo verán- urgiendo al gobierno a cometer un delito exhumando por las bravas los restos mortales de Francisco Franco (sobre todo cuando una de sus representantes televisivos, que dirige la Fundación 13 rosas, ya ha explicado que saben que esto no se puede hacer sin permiso de la familia y de la Iglesia, reconociendo implícitamente que lo que buscaban era publicidad).

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Cuando todo un parlamento está más preocupado en abrir tumbas, remover cadáveres y en sucesos pasados hace más de 80 años, que en el paro, la corrupción, la soberanía, la falta de liquidez del estado, el terrorismo islámico, la educación o el permanente desafío secesionista, es que está todavía más enfermo de lo que podríamos llegar a pensar o imaginar. Que la izquierda desee ganar en los despachos una guerra que ellos provocaron y que no fueron capaces de ganar en el campo de batalla, entra dentro de lo plausible, más teniendo en cuenta que se trata de la izquierda española, siempre traidora, cobarde y ruin.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

 No hay texto alternativo automático disponible.

No puede uno menos que cabrearse cuando le llegan noticias de periodistas o personas que quieren acudir a Iraq, y son amedrentados por la policía política del Estado para impedírselo con coacciones.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

 La imagen puede contener: una persona 

Todavía no ha terminado de irse a España nuestro compañero Robin, cuando llega la orden de "entisar" (alerta). Nos indican que estemos preparados para la inminente ofensiva. esta vez no vamos a entretenernos con la pequeña población que tenemos enfrente, directamente vamos a por el hueso gordo, una ciudad de envergadura, donde además parece tiene su última madriguera el califa de los terroristas.