Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Lo que se pretende sugerir de este modo es que la ausencia de representatividad de los yihadistas no se debe solo a su carácter criminal, sino a que las sociedades musulmanas no apoyan siquiera los objetivos –no ya los medios- del radicalismo.

De este modo, se aísla el fenómeno terrorista de su matriz y se consigue el resultado deseado: romper el cordón umbilical que une ambos, lo que alimenta la idea de que los yihadistas no son verdaderos musulmanes, ya que el islam es una religión de paz.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

 

Lo peor de algo que salió mal, lo peor de una enfermedad, es cuando no se desean reconocer los síntomas del enfermo, los síntomas de la enfermedad. España contrajo una enfermedad que, por falta de higiene, y posiblemente con medidas muy sencillas se podría haber atajado, no hubiera pasado de lo anecdótico, no hubiera pasado de un mero resfriado.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

 

“Yo, Antonio Tejero Molina, español de 85 años de edad, teniente coronel de la Guardia Civil, expulsado del Ejército por los sucesos de 23 de febrero de 1981, con Documento Nacional de Identidad nº 01XXXXD, y como más antiguo de todos los participantes vivos que tomaron parte en aquella acción, exijo, que por la Justicia española se lleve a cabo un Juicio Comparativo entre lo ocurrido en la fecha del Golpe de Estado, llamado 23-F, y lo que está ocurriendo actualmente en los prolegómenos de la que quiere ser la destrucción de España, llevado a cabo por el Gobierno de la Generalidad de Cataluña, y teniendo en cuenta los siguientes términos:

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Resultado de imagen de atentados manos cabeza

Las naciones europeas se han forjado a lo largo de los siglos no sin dificultades, pero de su superación han hecho virtud y, en general, han adquirido la rara manía de considerar que la unidad es el primero de los bienes políticos a preservar si quieren tener un futuro. Reflejo de ese pasado, y pretexto para la invocación de un porvenir mejor, las viejas y jóvenes –que de todo hay- naciones europeas exhiben sin pudor sus aspiraciones colectivas a través de las liturgias compartidas.   

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

  

 

Es un poco tarde para empezar a pensar qué es lo que se hizo mal, un poco tarde para el diálogo y la negociación. Es el momento de actuar, es el momento de la contundencia. La tibieza y la cobardía solo han conseguido enquistar y agravar el problema, el mal endémico que no se quiso atajar y que muchos ya intuíamos. Lo que está sucediendo en Cataluña, en España, es fruto de la errática política autonómica surgida en 1978.