Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

Resultado de imagen de Discurso de Jesús Muñoz en el acto de defensa de la Familia Tradicional y contra el matrimonio homosexual

  

Buenos días compatriotas

  

Por supuesto lo primero agradeceros vuestra presencia, desde aquí puedo ver a militantes de las organizaciones que conforman La España en Marcha, a militantes de Democracia Nacional, a algunos que conozco que se que no militan en ningún sitio y a otros a los que no conozco de nada, de cuya presencia me alegro mucho. Con este calor tiene mucho mérito estar aquí hoy, valor añadido ya que venir hasta aquí se hace peligroso con la cantidad de aceite que hay estos días por las calle de Madrid, eso sí, perdido, según ellos, con mucho “Orgullo”…Es evidente que el que no tiene de que sentirse orgulloso se tiene que inventar algo, y cuanto más chabacano, soez, degenerado y denigrante, mejor.

Si yo ahora os preguntara quien de aquí ha venido al mundo de la unión natural de un hombre y una mujer, todos alzaríais la mano.

 

Si esta pregunta se la hiciera a cualquier ser humano, incluidos aquellos que con grandes dosis de degeneración y zafiedad desfilarán esta tarde, y llevan días demostrando  lo repugnante que puede ser un ser humano, también deberían reconocerlo incluso ellos, que defienden y casi imponen una sexualidad, la suya, que es suicida para la especie humana. 

Porque la homosexualidad, que se da en ciertos casos en la naturaleza, en casos considerados como defectuosos para la supervivencia de la especie, no puede considerarse algo normal, nos digan lo que nos digan, ya que por razones que no creo necesario que os deba explicar, si la norma (es decir, lo que hace normal algo) del intento de reproducción entre los seres humanos, fuera el de la sexualidad entre dos hombres o entre dos mujeres, esto habría hecho que la especie humana hubiese desaparecido.

 Yo no os voy a hablar como científico, ni como teólogo, ni como psicólogo, ni como filósofo, porque no lo soy, tan sólo soy un español normal, que se siente atraído por las mujeres, ahora al parecer ya no soy normal, ahora creo que soy lo que llaman heterosexual según el sistema, pues eso, soy un español normal defensor de la familia natural y tradicional, que es uno de los pilares en los que debe sustentarse cualquier sociedad, pilar que es atacado por los que hoy ostentan el poder en el mundo para hacernos más esclavos.

 Yo no vengo a demostraros lo que es obvio, la necesidad de la defensa de la familia tradicional, sino a denunciar lo que hacen, como lo hacen y por qué lo hacen, los que quieren acabar con ella.

 Todo forma parte de la puesta en marcha del Proyecto de Ingeniería Social (PIS) con el que lleva 40 años este sistema injusto, corrupto y antiespañol machacando nuestra patria para conseguir un pueblo borreguil, sin ideales, sin virtudes, sin principios, sin amor por las cosas importantes, un pueblo que les permita continuar con sus tropelías, aunque a veces ese pueblo reaccione levemente, como cuando las vacas ven pasar un tren, y llegue a reconocer que está rodeado de injusticias, de corrupción y de antiespañolidad, pero que no pase de ahí, para eso está amaestrado y muy bien amaestrado, y como las vacas tras ver pasar el tren, siga pastando. 

Con este PIS han intentado convencer a todo el pueblo español de argumentos que chocan con lo esencial de la lógica, el sentido común y nuestras creencias, que hicieron, en otras épocas, del pueblo español el protagonista de las mayores gestas que ha visto la historia. 

Día a día desde que padecemos este régimen, se nos intenta convencer de lo siguiente:

 

- Se nos intenta convencer de que la Unidad de la Patria no es necesaria para el bien de la Nación y sus gentes, y que los separatismos son opciones admisibles y respetables.

- Se nos intenta convencer de que la Justicia Social es un lujo inalcanzable y que debemos acostumbrarnos a prescindir de ella, que lo importante es la “competitividad al precio que sea”.

 - Se nos intenta convencer de que la Democracia y la Constitución son más importantes que España, y que aquellas no son herramientas para profundizar en el bien de la nación, sino que debe ser ésta, la nación, la que se amolde a ellas.

 - Se nos intenta convencer de que el aborto no es un crimen, cuanto menos es una opción legítima, sino un derecho, y que el feto no es un ser humano, como mucho un ser vivo. 

- Se nos intenta convencer de que la Fe Católica es algo absurdo, tenebroso y arcaico, sin embargo hay que respetar al resto de religiones, contrarias a nuestra tradición y esencia e incluso incompatibles con nuestra nación y futuro.

 - Se nos intenta convencer de que la inmigración es positiva y enriquecedora, que es fundamental para el progreso económico y que no se debe relacionar con nada negativo de lo que ocurre en España.

 - Se nos intenta convencer de que la homosexualidad es algo normal, incluso positivo para la especie humana, y que el homosexualismo es una ideología de amor, tolerancia, igualdad y antidiscriminatoria.

 Con estos argumentos y otros muchos en los que se basa el PIS, el sistema ataca las 24 horas del día los 365 días del año, unas veces de forma sibilina y subliminal, y otras de manera contundente y directa, con dos fines primordiales.

  

  • Moldear las mentes, crear hábitos, difundir tópicos, generar lenguajes que afiancen su estrategia y que nos preparen para lo que venga.

     

  • Hacer que los que no nos tragamos esto, los que no somos esas vacas que ven indolentemente pasar el tren, tengamos que perder un tiempo y un esfuerzo preciosos en demostrar lo obvio, en lugar de luchar por poner en práctica nuestros  ideales y soluciones para el bien común.

 

Y lo consiguen, por ejemplo, inventando insultos, como fascista, xenófobo u homófobo, que utilizan en todo momento y lugar, para lanzarlos contra sus enemigos (lo hacen convirtiendo palabras que no son insultos, como es el caso del término fascista, en la peor descalificación del mundo, o inventándose o modificando el significado de los términos xenófobo y homófobo para usarlos como ellos quieren). Calificativos horribles que sólo el que te lo llamen ya consigue que nadie te quiera escuchar o que lo haga con prejuicios, falsos pero, eso sí, muy democráticos. Sin embargo nadie emplea los términos hispanófobo o cristófobo contra ellos… y el que los utilice también es un fascista.

 

Estos fines u objetivos los realizan constantemente porque tienen el control casi absoluto de las tres fuentes principales para llegar al pueblo.

 

  • El control de la Educación y la Cultura

  • El control de los Medios de Comunicación

  • El control de los Partidos Políticos del Sistema

 

El control de la Educación y la Cultura.

 No creo necesario extenderme en como se trata el tema de la homosexualidad y el homosexualismo en los centros educativos. Desde la guardería hasta la universidad, pasando por colegios e institutos, todo lo que se cuenta a nuestros chavales sobre este asunto gira sobre lo maravilloso que es, no ya la homosexualidad, sino el homosexualismo y la fiesta del “Orgullo Gay”. 

Gracias a la ley de la Educación para la Ciudadanía que implantó el PSOE, y el PP no ha retirado, hay libros, manuales y hasta clases teóricas e incluso prácticas exprofeso, para contar las mil y una bondades del mundo GAY, como lo llaman ellos.

 ¡Ay del profesor que se atreva a explicar algo que se salga del guión!

 ¡Ay del alumno que rechiste a lo que un profesor prohomosexualista le cuente, o que opine algo distinto de lo que diga la mayoría de sus compañeros previamente adoctrinados con el pensamiento único!

 El sistema tiene muy claro aquello de “Juventud divino tesoro”, y como tesoro que es, lo quieren para ellos, ya que saben que los niños y jóvenes de hoy serán los periodistas del mañana, los profesores del mañana, los jueces del mañana, los políticos del mañana, los soldados y policías del mañana,… y el pueblo que les tolere mañana. 

En cuanto a obras de teatro y películas subvencionadas por todos nosotros, ya se sabe como se trata el tema del homosexualsimo y como se denigra todo lo que huela a “facha”, como se falsea la historia y como se manipula la verdad y se ofende a nuestra tradición y fe.  

Por supuesto, los mejores escritores, escultores, pintores, músicos, arquitectos, artistas…eran homosexuales, y eran geniales precisamente porque eran homosexuales, es decir por su “condición sexual” que debe dar un talento sublime al ser humano,… debe ser por ello que yo soy tan torpe, porque soy normal, ¡uy perdón!, quería decir “hetero”.

 

El control de los Medios de Comunicación.

 Qué deciros de ellos, de TODOS ellos. Decidme un solo medio de comunicación que estas últimas semanas no sólo no haya criticado la degeneración que supone el “Orgullo”, sino que no le haya dado una publicidad elogiosa y excesiva. 

Televisarán el Desfile del Zurullo hoy, como si fuera el día de la Fiesta Nacional o la Cabalgata de los Reyes Magos…aunque quizás tengan razón, tal y como está la nación hoy, quizás este “desfile” la represente mejor que otros, y en cuanto a la Cabalgata, no a los Reyes Magos, pero a otros reyes les representa perfectamente este aquelarre.

 En la prensa escrita y las televisiones aparecen los colores arco iris por doquier y los hacen suyos desde las cabeceras de estos medios y en sus programaciones.

 En las emisoras de radio, aparte de más de lo mismo, no dejan de sonar canciones que dicen representan a este mundillo.

 En todos los medios abundan los reportajes y entrevistas sobre homosexuales famosos, y si no son famosos los hacen famosos ellos. Famosos y buenos buenísimos claro, ningún homosexual de la historia jamás hizo nada malo. Curiosamente algún despistado que quería desprestigiarles, dijo un día que Franco y Hitler tenían tendencias homosexuales,…evidentemente jamás se volvió a hablar de ello, ¡cómo esos monstruos iban a ser gays! 

Todos los medios de comunicación califican la Fiesta del Orgullo como una fiesta para todos los públicos, el no va más de la alegría, la tolerancia, el buen gusto, el arte…

 Y si esto ocurre estas semanas, durante todo el año, las series de TV siempre tiene algún personaje homosexual que, por supuesto, es el más simpático, solidario, sensible, culto y educado de la serie, y se casan con otros homosexuales que tienen miedo a salir del armario, pero al final salen, se casan, son felices, comen perdices, evidentemente muy bien cocinadas porque son gays, y hasta tienen hijos por métodos no naturales y todo es maravilloso. 

Todas las televisiones tienen algún programa en horario de máxima audiencia presentado por homosexuales o con colaboradores destacados homosexuales, y cuanto más amanerados mucho mejor.

Aparecen anuncios como el de la Coca-Cola promocionando la adopción de niños por homosexuales que forman las familias más guays del mundo, ningún niño es tan feliz como aquel que sus padres son homosexuales. 

De vez en cuando nos cuelan pelis con protagonistas homosexuales que, por supuesto, jamás son los malos, y son guapísimos y guapísimas. 

Y sus informativos siempre silencian la relación entre pedófilos y pederastas y la homosexualidad, que es muy abundante. No quiero decir con esto que todos los homosexuales sean pedófilos o pederastas, ni que todos estos sean homosexuales, pero que existe esta relación es más que evidente, o ¿qué tendencia sexual tiene un hombre que viola a un niño?

 

El control de los Partidos políticos.

 

Y si utilizan la Educación y la Cultura y los medios de comunicación para su PIS en este tema, qué os voy a contar de la postura en este tema de TODOS los partidos políticos del sistema. 

Decidme uno solo que haya, no ya criticado, ¡anatema intolerable!, esta aberración y aquelarre de mal gusto, la zafiedad, el insulto, la inmoralidad y la degeneración que es el Orgullo Gay, sino que no lo haya bendecido públicamente colocando los colores arco iris en los logos de los partidos o incluso hoy desfilarán con ellos.

 

Y qué me decís de esa “Loca” carrera al grito de maricón el último, en este caso maricón el primero, para poner la bandera arco iris en el balcón de las sedes de sus ayuntamientos, comunidades autónomas, o incluso en el Congreso de los Diputados. No he oído decir a nadie, salvo a nosotros, aquello de “Que no nos representan”. ¿Con que derecho utilizan las instituciones pagadas por todos los españoles y que deberían representarnos a todos los españoles para hacer apología de la degeneración…, bueno en realidad, todas las instituciones están cuajadas de degeneración a todos los niveles, así que la verdad es que sí que les representan. 

Han sido TODOS los partidos políticos y los medios de comunicación los que nos han impuesto, primero el Día del Orgullo, luego la semana, este año han sido dos semanas, pronto será un mes entero…¿Qué exagero?, mirad lo que han conseguido en sólo unos años y pensad lo que pueden conseguir a partir de ahora. Hace un par de décadas vaticinábamos que toda la prensa, clase política, instituciones, etc, iban a consentir y potenciar todo esto y nos tachaban de locos, alarmistas, involucionistas, conspiranoicos, por supuesto, fascistas …y ya veis dónde estamos. Y desgraciadamente hemos acertado en lo que augurábamos sobre este asunto, como lo hemos hecho sobre cualquier otro problema de España, y no porque seamos muy listos, sino porque a nosotros no han podido cerrarnos los ojos, los oídos, ni la boca con su PIS, nosotros no seguimos pastando como sus vacas tras ver pasar su tren.

 

Y nos han impuesto todo esto utilizando los votos de millones de españoles que realmente no apoyan esta locura, pero que callan y votan.

 Y no es casualidad que apoyen el Orgullo Gay y el homosexualismo como doctrina los mismo que defienden, imponen o son cómplices necesarios del auge en España del separatismo, el terrorismo, la multiculturalidad, la injusticia social, la manipulación de la historia, la corrupción, el deterioro de la educación y la cultura, la inmigración-invasión, el aborto, la omnipotencia de la banca, el antiteismo, las privatizaciones y la pérdida del tejido empresarial e industrial, el deterioro de nuestra ganadería, agricultura, pesca y minería, el ataque al patriotismo y a la identidad nacional, el encumbramiento de los sindicatos que nosotros denominamos chaperos y como tales hoy también celebran su día… 

Y no es casualidad porque todos ellos forman parte del mismo sistema, desde la monarquía hasta la última institución del régimen que nació, precisamente, para llevarnos a este punto, casi de no retorno en el que nos encontramos. Y es que como siempre os digo, no es que el sistema tenga fallos, es que el fallo es el sistema, y o bien España acaba con esta democracia o esta democracia acaba con España.

Cuando estos días he tenido conversaciones con gente de mi entorno, que con el cerebro abducido por los eslóganes y órdenes que todo el sistema difunde, repetían como cotorras lo que el sistema quiere que digan, aparte de mirarme como un  bicho raro, cuando les desmontaba toda sus patrañas que en realidad muchas veces no creen - sólo las repiten porque hay que decirlas -,  cuando no sabían que argumentar decían que la fiesta del Zurullo es buena “porque deja muchos ingresos económicos”. Yo a esto les contestaba que también son muy rentables el tráfico de drogas, de mujeres, de armas, la corrupción… y no por eso son buenos, y no por eso hay que permitirlos y mucho menos promocionarlos, aunque desgraciadamente también se hace.

 

Me contestaban que no es lo mismo y que si estaba comparando a los homosexuales con traficantes y criminales. A los homosexuales no, les contestaba, pero si a los dirigentes del homosexualismo que están financiados por los amos del mundo, y que presionan a los homosexuales discretos y que llevan vida relativamente normal, para que apoyen con furia el matrimonio homosexual, la adopción por niños por estos, las fiestas del Orgullo Gay…aunque muchos homosexuales no compartan todo esto.

 

Homosexualistas que muchos de ellos no son homosexuales y que además no les importa lo más mínimo los problemas de los homosexuales, y que tienen suculentos negocios, por decirlo de manera suave, con los sátrapas y tiranos que dirigen países  que ejecutan a los homosexuales sólo por suponer que lo son. Tampoco es casualidad que esos amos del mundo, por ejemplo, defiendan la islamización de Europa en general y de España en particular.

 

A estos poderes en la sombra que manejan sus hilos por todo el mundo, lo único que les preocupa es que se lleve a cabo su PIS, y que, por un  lado, se extienda y domine por completo las naciones que están bajo su poder, y, por otro lado, utilizar a las que no lo están para generar miedo que haga que el ciudadano de los llamados países del mundo libre, busquen protección bajo las faldas de estos amos del mundo.

  

Si atacan a la familia natural y tradicional, si potencian el homosexualismo, es porque han visto en esto un arma perfecta, como otras tantas, para:

 

  • Desarmar al pueblo de ideales, principios, virtudes y valores positivos.

  • Impregnar aún más la sociedad de relativismo.

  • Hacer esclavos a los ciudadanos de lo que llaman mundo libre, esclavos que no saben o no quieren saber que lo son, que esos son los más sumisos.

  • En definitiva, ostentar un Control Social Absoluto sobre todo y sobre todos.

Y es contra esto contra lo que debemos luchar cuando peleamos por lo que creemos.

 

No sólo debemos luchar porque creamos que tenemos razón, porque no nos guste lo que vemos, porque creamos que todo es mejorable, porque la ideología imperante no sea la nuestra.

 

  • Debemos luchar por nuestra libertad como hombres y mujeres portadores de valores eternos.

  • Debemos luchar por la independencia de una nación, España, que debe seguir siendo una unidad de destino en lo universal.

  • Debemos luchar por la Justicia, que no es otra cosa que dar a cada uno lo que se merece, aunque el pueblo español actual quizás se merezca lo que tiene.

  • Demos luchar por nuestra Fe, Identidad, Cultura e Historia que han hecho de nuestra Patria, y a veces extendida al mundo entero, unos lugares mucho más habitables, justos y respetables de lo que eran, y con un progreso de verdad, no lo que no pintan ahora como progreso, que es lo que estáis viendo deambular estos días por las calles y plazas de toda España.

  

Y debemos hacerlo con nuestras armas, las que nos da el tener razón, las armas del Amor a la Patria, a la Justicia, a nuestra Identidad, a la Dignidad de la Persona.

  

Y con esas armas y con la ayuda de Dios, si nos hacemos merecedores de ella, triunfaremos sin duda.

  

Y triunfaremos porque estamos orgullosos de nuestro glorioso pasado, en el que la familia natural y tradicional es una base insustituible.

  

Y triunfaremos porque no nos gusta nada el presente que nos ha tocado vivir por la pasividad de muchos de nuestros compatriotas a los que debemos llevar a nuestras filas.

 

Y triunfaremos porque queremos y debemos conquistar el futuro, que sin duda nos pertenece, y que hará de España una nación grande y libre.

 

Sed valientes, luchad por lo que creéis y la victoria será nuestra. 

¡Arriba España!

 

Enlace permanente de imagen incrustada

Enlace permanente de imagen incrustada